Roma, la ciudad eterna

Con más de 16 millones de turistas anuales, Roma es la tercera ciudad más visitada en Europa, después de Londres y París; y se disputa con estas capitales el título de la ciudad más romántica del mundo.

Roma es una ciudad única, de las más fotogénicas del planeta, con una historia de más de 2,000 años; exquisitas obras de arte, monumentos fastuosos y una de las cocinas más apreciadas mundialmente. Por estas razones y otras más, fue aquí donde surgió el concepto de la dolce vita.

Visitar Roma es saborear sus pastas y gelatos; ir de compras a los mercados y a las tiendas de gran lujo; pasear por los sitios históricos e iglesias barrocas, recorrer las villas convertidas en museos y disfrutar sus cafés, entre muchas otras actividades inolvidables.

A continuación 6 imperdibles de la ciudad eterna.

  1.  Visitar la Basílica de San Pedro en el Vaticano

Es uno de los lugares más sagrados del catolicismo y es la basílica más grande de la Cristiandad, con 218 metros de largo. Su domo principal alcanza 136 metros de altura y su superficie total comprende 22,000 metros cuadrados que pueden albergar a 20 mil fieles. La construcción del edificio actual inició en 1506 y concluyó en 1626. Tanto el exterior como los interiores sorprenden por su opulencia, la belleza de su arquitectura y dimensiones. Indispensable visitarla.

26-p3-san-pedro-roma-paisajes-p3-17034

  1. Capilla Sixtina

La fama de esta capilla se debe a los frescos pintados por Miguel Ángel en la bóveda y en la pared del altar, en el siglo XVI. Después de 500 años estas obras magníficas siguen fascinando a multitud de visitantes. Para admirarla hay que dirigirse al Vaticano.

Vía dailymail.com.uk

Vía dailymail.com.uk

  1. Coliseo

Es el símbolo romano reconocido en todo el mundo, a pesar de su historia de sangre. Fue inaugurado en el año 80 D.C. con “Los 100 días de juegos” que incluían combates a muerte entre gladiadores y peleas entre animales. Actualmente 4 millones de personas lo visitan cada año. Te recomendamos comprar el boleto de entrada con anticipación para evitar las filas interminables.

Vía europeantrips.org

Vía europeantrips.org

  1. Fuente de Trevi

Es un punto indispensable en cualquier visita a Roma. La costumbre dicta que cada visitante debe aventar una moneda a la fuente y con toda seguridad regresará a la capital italiana. La fuente es una obra maestra del barroco, con una estatua de mármol del dios Neptuno rodeado de tritones. Ojo, recomendamos visitarla muy temprano en la mañana o tarde en la noche, para evitar a los cientos de turistas tomándose selfies y a los vendedores de souvenirs.

Vía trayectorio.com

Vía trayectorio.com

  1. Plaza Navona

Un espacio mágico, representativo de la época barroca. Hay que admirar la fuente central “De los 4 ríos” diseñada por Bernini; así como la iglesia de Santa Inés en agonía, otra de las obras maestras del barroco romano. Después, según el estado de ánimo, se camina sin prisas para elegir un restaurante, una gelatería, un bar, disfrutar la música en vivo en la plaza u observar los cuadros que venden los artistas.

Vía disfrutaroma.com

Vía disfrutaroma.com

  1. Panteón de Agripa

Es un mausoleo donde han sido enterrados reyes y otros ilustres personajes, como el artista Rafael. Fue construido entre los años 118 y 128 de nuestra era. Es el monumento mejor conservado del imperio romano y ha sido considerado el único edificio perfecto, arquitectónicamente hablando. Entra y maravíllate.

Porque no todo son monumentos, dos recomendaciones para consentir al paladar.

  1. Pide un espresso

Ya que estás en Roma, primero olvídate del Starbucks y del café americano, aquí hay que pedir un espresso usando la palabra caffè o pedir un caffè macchiato si lo que quieres es un espresso con leche espumada. Ojo, el café capuchino sólo se toma en el desayuno y el latte es leche. Te recomendamos visitar las cafeterías Tazza d´Oro y Caffè Sant´Eustachio, favoritas de los locales.

Vía finedininglovers.com

Vía finedininglovers.com

  1. El dulce final

Al visitar Roma debemos ser conscientes de que será necesario olvidarse de la dieta para recorrer la mayor cantidad de gelaterías de la ciudad y probar todos los sabores posibles. El helado en Roma llega a lo sublime por su calidad, consistencia y sabores. La gelatería consentida es Giolitti, inaugurada en 1900 y ofreciendo un sinfín de sabores y texturas. Una maravilla.

Vía canalviajes.com

Vía canalviajes.com

Disfruta la ciudad eterna con tu membresía Royal Holiday. Hospédate en el Palazzo al Velabro, ubicado en el corazón histórico de Roma, a unos minutos del Coliseo.

El hotel ofrece 35 habitaciones con cocineta, aire acondicionado, TV y todas las comodidades. Los servicios incluyen salón de belleza, estacionamiento, salón de conferencias y servicio de lavandería.

¡Feliz viaje!

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterest