¿Debes elegir una maleta rígida o una suave?

Tanto las maletas suaves como las rígidas ofrecen beneficios y desventajas. Ambos tipos pueden ser durables y vienen en muchos tamaños. Asimismo, los dos tipos pueden encontrarse en un amplio intervalo de precios y en gran variedad de estilos. Sin embargo, también varían enormemente en términos de flexibilidad, accesibilidad y otros atributos. Por tanto, asegúrate de considerar lo siguiente cuando decidas si vas a comprar equipaje rígido o suave.

– ¿De qué tanto peso puedes prescindir?

Qué tanto pese una pieza de equipaje depende del material del que esté hecha, pero en general el equipaje rígido pesa más que el suave. Una maleta rígida puede pesar tanto como dos maletas de costados suaves del mismo tamaño. Así, si con frecuencia te encuentras luchando con los límites de peso de las aerolíneas, una maleta de costados suaves puede ser tu mejor elección.

– ¿Cómo vas a usar tu maleta?

Dado que pueden cambiar su forma para absorber la presión, las maletas suaves son más fáciles de comprimir en espacios reducidos y son menos propensas a fracturarse. También se les notan menos las raspaduras, aunque se dañan con más facilidad que el equipaje rígido. Este último ofrece la mejor protección para artículos valiosos o sensibles, pero pueden rajarse bajo altas presiones o a temperaturas bajas, y una vez dañado puede ser imposible usarlo.

– ¿Necesitas acceder a algunos artículos con facilidad?

El equipaje suave viene con bolsillos frontales, donde puedes guardar cosas que quizá quieras usar sin necesidad de abrir toda la maleta. Las maletas rígidas, por otra parte, no suelen tener espacios de almacenamiento exteriores.

– ¿Necesitas una maleta que sea flexible?

Las maletas de costados suaves pueden dar más de sí, lo que significa que quizá puedas meter algunos recuerdos extra, incluso si tu maleta estaba bastante llena de inicio. Las maletas rígidas, por el contrario, dan muy poco de sí.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest